Correo del ERI

Muy queridos equipistas: Compartir con los hermanos del Movimiento en cualquier lugar es siempre una experiencia enriquecedora.

En medio de la abundancia de acontecimientos eclesiales durante el primer trimestre del año, quiero referirme a dos muy significativos: la JMJ Panamá 2019 y los 80 años de aquella memorable reunión que está en el origen de los ENS.

Muy queridos equipistas: la experiencia de poder compartir con tantos matrimonios y sacerdotes dentro del Movimiento, hace que mi gratitud a Dios y a la Iglesia se conviertan en una alabanza continua y un reconocimiento de la acción del Señor en los corazones y en los espíritus de sus hijos.

 

Hace 50 años, el inolvidable y santo Pablo VI, publicó la Encíclica Humanae Vitae que, sin duda alguna, marca un hito en la historia de la Iglesia y, así se reconocerá en el futuro, en la historia de la humanidad. Es un texto que presenta la belleza del amor conyugal y el valor y la grandeza de la vida humana. Apareció en un momento en el que la tecnología y el materialismo fortalecieron la ruptura entre sexualidad y amor y entre sexualidad y vida.

Saludo del Consiliario

Muy queridos matrimonios, el Papa Francisco publicó recientemente una carta apostólica bajo la forma de « motu propio », dirigida a los Obispos, en la cual les recuerda que es necesario aprender a decir « adiós ». El Papa se refería a la renuncia a la cual están invitados todos los obispos, cuando alcanzan la edad de 75 años. Después de una vida dedicada al servicio de la Iglesia con las más altas responsabilidades, los obispos necesitan descansar y preparar, según la expresión de Benedicto XVI, el «último viaje».

 

Durante los viajes que he hecho al servicio del Movimiento, ha sido muy reconfortante para mí encontrar a tantos Equipistas que me reconocen, porque mi cara y mi pensamiento les son familiares por las fotos y los mensajes que he enviado regularmente en el correo del ERI

En el Colegio Internacional de Florianópolis, en julio pasado, el tema general era el versículo del Evangelio de San Juan que dice: "Sin mi no podéis hacer nada" (Jn 15,5). Esta afirmacion de Jesús significa para nosotros que, para alcanzar la Vida Eterna, tenemos una necesidad absoluta de estar unidos a Él, porque Él mismo es la vida.

Uno de los temas de estudio al interior de nuestro Movimiento es el lugar del Consiliario Espiritual en los Equipos de Nuestra Señora.

Nuestro carisma y nuestra misión como Movimiento son por sí mismos inagotables, a pesar de su simplicidad y la claridad de su objetivo: ayudar a los matrimonios a recorrer el camino de la santidad.

Páginas