Convertirse en intercesor

Version imprimable PDF version Partager sur Twitter Partager sur Facebook

La oración de intercesión es un servicio que aportamos a nuestra familia, a nuestros amigos, a nuestro prójimo, que puede estar atravesando un momento difícil en su vida: pruebas, sufrimiento, depresión, paro, separación… 

Estamos desvalido, pero Jesús y María esperan nuestras oraciones  para venir en ayuda de los que les confiamos.

Porque ellos mismos no están en condiciones de rezar, nos comprometemos a dar un poco de nuestro tiempo, de nosotros mismos. 

En la práctica, nos comprometemos a participar en una cadena de oración continúa y de ofrenda. 

  • Una hora de oración mensual, preferentemente por la nove ;
  • Un día de ayuno mensual ;
  • La ofrenda cotidiana de nuestras alegrías y penas en unión con los intercesores.

No olvidemos que el Señor viene a socorrer nuestras debilidades. 

En nuestro compromiso es importante de unirnos al SI de María y nos serán dadas las gracias para poder llevar adelante esta bella misión.

Mensualmente, las intenciones se os mandarán por mail y si lo deseáis trimestralmente recibiréis la Carta de los Intercesores que os ayuda en vuestra oración de intercesión.

La Súper Región de España ha encargado al matrimonio → Gabriel y Marciala MATEOS-DE LA CUADRA que presten el servicio de animar y coordinar a los “intercesores” de los Equipos en España. 

→ Intercesores por España: www.intercesores.info

Si todos estamos convencidos del valor de la oración y de la necesidad de ayudarnos y de recibir ayuda:

  • Inscribámonos como “intercesores”, para orar por los otros.
  • Comuniquemos a Gabriel y Marciala nuestras intenciones, y pidámosles que los “intercesores” oren por esas intenciones.

¡SUMARNOS A ESA CORRIENTE DE ORACIÓN NOS ANIMARÁ A ORAR!

→ Intercesores - Colombia.