¡ Plegaria de las naciones, Señor Jesús ven !

Version imprimable PDF version Partager sur Twitter Partager sur Facebook

Plegaria de las naciones, Señor Jesús, ven; que Vuestra divina presencia nos alegre. Necesitamos consejo, auxilio, protección. Si queremos discernir entre el bien y  el mal caemos o somos seducidos fácilmente. Si tratamos de hacer el bien, nos falta el coraje; si nos esforzamos por resistir el mal,  no hacemos más que ver la triste experiencia de nuestra fragilidad. Estamos vencidos, sucumbimos. Venid, oh Esplendor de la Fuerza de Dios, oh Sabiduría de Dios, oh Fuerza de Dios. Cambian nuestras tinieblas por luz, guárdanos de los peligros que nos amenazan, alívianos en nuestras dificultades, afirmad nuestro coraje en los combates que tenemos que librar, para que después de haber sido tomados y conducidos de la mano  según vuestra Voluntad, en esta carrera que debemos recorrer aquí abajo, nos recibáis un día en la Ciudad peramente de la cual Tú eres el Fundador y el Arquitecto.
Amén.

Saint Bernard de Clairvaux - Sermon "Adventu Domini"