VALENCIA 2019

Version imprimable PDF version Partager sur Twitter Partager sur Facebook

"Valencia" estuvo en las conversaciones y en los corazones del ERI en los últimos meses, ya que fue en esta ciudad española donde este año se celebraría el Colegio.

Pero ya antes de esa reunión, el ERI se reunió, entre el 11 y el 13 de julio, en La Salle, la casa cercana a Valencia donde se celebraría el Colegio, para finalizar los preparativos de este, así como para discutir e investigar otros asuntos que estaban en agenda, como el Colegio 2020 o la recepción de dos nuevos matrimonios en este equipo. A esta reunión del ERI asistió también el Consiliario Espiritual de los Equipos Satélites, P. Paulo Renato, de nacionalidad brasileña.

Durante esos días, y a través del intenso trabajo que siempre guía estos encuentros de la ERI, los matrimonios del Equipo tuvieron la oportunidad de realizar una visita cultural a la ciudad, donde fueron recibidos por el Arzobispo de Valencia, D. Antonio Cañizares Llovera, que tuvo la amabilidad de abrir el Palacio Episcopal para reunirse con el Equipo Responsable Internacional y dirigir unas palabras a los Equipos de Nuestra Señora, entre las que destaca la palabra "familia", incluso afirmando que el problema de la humanidad hoy es desacreditar a la familia...  esa noche terminó con el gran privilegio de cenar en casa de una de las parejas emblemáticas de los Equipos - Mercedes y Álvaro Gómez-Ferrer -. Se compartieron muchas historias con alegría y sencillez.

El Colegio se celebró en La Salle del 14 al 20 de julio.

19 matrimonios responsables de SR y RR, y 14 Consiliarios Espirituales, representaron bien la internacionalidad del Movimiento y acogieron su Unidad en días de trabajo, reflexión, oración e intercambio. Conferencias sobre el documento "Vocación y Misión"; sobre la Iglesia en España hoy; sobre los desafíos de los Equipos a la luz de la Gaudete et Exultate; o sobre la Comunicación como herramienta en los Equipos de Nuestra Señora… llenaron varios momentos. También hubo una presentación de las Zonas (donde tuvimos la oportunidad de dar la bienvenida a las nuevas SR que conforman la Zona América) y una exposición de las cuentas y estadísticas del Movimiento.

Los jóvenes también han sido objeto de reflexión en este Colegio. Por un lado, se tuvo la oportunidad de escuchar el testimonio de dos matrimonios españoles que se prepararon para el matrimonio a través de un método de tres años propuesto por los Equipos de Nuestra Señora. Por otra parte, hubo una tarde de debate sobre las motivaciones de los jóvenes de todo el mundo con respecto al matrimonio.

El Deber de Sentarse también fue parte de esta semana, así como los Equipos Mixtos, y no faltó la noche de Adoración al Santísimo Sacramento donde todo el trabajo y los deseos de los Equipos de Nuestra Señora fueron puestos en las manos del Señor.

Uno de los momentos más divertidos ocurrió el martes por la mañana con el taller  "Village Partage" donde todos, parejas y sacerdotes, tuvieron que demostrar su habilidad y destreza para concluir que trabajar en equipo tiene sus ventajas!

De los diversos testimonios escuchados, todos intensos e interesantes, destacamos el de Mercedes y Álvaro Gómez-Ferrer por su amor siempre presente a los equipos, y todo el legado que dejan a las parejas más jóvenes....

También hubo tiempo para una visita turística que tuvo lugar en la tarde del miércoles 17 de julio, con varias incursiones en el centro de la ciudad y que finalizó con una cena en el puerto deportivo.

Hay que señalar que la SR España realmente cumplió con el lema de este Colegio: ¡servir con alegría! Muchas gracias a los responsables de SR saliente, Mercedes y Alberto, así como a las dos parejas que siempre estuvieron al servicio y que fueron incansables: ¡Sandra y Hildo, Carmen y Ricardo!

La misa de clausura del Colegio se celebró el viernes y para marcar el final de la celebración ¡hubo cohetes y todo!

El sábado 20 de julio, el ERI se reunió por la tarde con los matrimonios y sacerdotes responsables de las distintas Regiones de la SR España para intercambiar opiniones en la habitual tertulia, donde el Equipo Internacional responde a diversas preguntas planteadas por las parejas, en este caso españolas. Al final del día se celebró la Eucaristía y todo terminó con una hermosa cena al aire libre.

¡Agradecemos a Dios por estos días en Valencia!